9 oct. 2008

Sinfonías del silencio


Sinfonías del silencio
(Val,11/08/2007)

Se Escucha la continuidad del vacío
sobre caballos
en arenas blancas
retumban cerca,
a un lado del abismo
y resbalan por el borde
de la mudez de tus voces
escurridizas.

el eco redunda cada una de mis palabras,
tropieza con ondas de desasosiego,
rebota en la inmensa pared,
nos separa
y la entreteje tus ojos.

Yo soy el oído que mira al mundo;
tu bebes el mundo que yo miro.

La palabra se ahoga
en las olas de tu garganta.
No flota.

Sé mirar el mundo
tu lo escuchas
y yo,
por el cristal:
una retina.

Allí,
en el aullido del dolor,
va una gotera
esquiando las mejillas,
las canciones:
colores, brillan.
la carcajada:
cúmulo de dientes
forjando limaduras
de un cielo constelado;
mito de murmullos
¿lo comprobaré?,
y esos seres se amoldan
a la forma de tu boca
ondas mudas,
palabras
¿quien es culpable?.

sé del sonido del silencio,
y el silencio es un sonido.

Repentinamente
En la añoranza de cosas
Que reconozco desconocer
Se quiso romper paredes,
Revivir esencias.

Ahora,
Animados por ese deseo.
Sé y sólo sé creer
en esa castidad sagrada
de tu voz, de tu baile.
Existes, Te rezo
perdida y bailando
este sórdido himno
lleno de cantares exprimidos
como naranjas;
cuyas sobras del zumo
sorbo,
últimas gotas
hasta embriagarme.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario