14 abr. 2010

De cómo Michelle Guillén vivió la visita de Enrique Mujica a La letra voladora

Eran alrededor de las nueve de la mañana. Estábamos casi todos los estudiantes usuales del taller, la profesora Laura, y dos personas nuevas.
Hacía unas semanas nos habían comunicado la presencia de dos escritores ese día. Las dos personas nuevas eran los dos escritores. Uno de los escritores era Enrique Mujica.
Se sentó en uno de los extremos de la mesa y empezó a hablarnos.
Lección I : La Flores de papel:
Su intención como escritor no es hacer ´´flores de papel``, según sus palabras flores de papel son un montón de simbolismos sin sentido. Nos confiesa que todo escritor primerizo las hace, hasta él mismo alguna vez; por lo que es mejor decir las cosas de forma clara ´´como un hachazo``. Esa intención lo movió a escribir su último poemario ´´Poemas del Decir``. Opina que las cosas deben decirse claramente, no hace falta darle muchas vueltas al asunto. Habla de la responsabilidad de los surrealistas, debe de haber significado después de todas esas vueltas y metáforas. Sí, si le agrada el surrealismo, él mismo lo usa en varias de sus obras.
Lee algunos de sus poemas de su último libro. Uno de sus poemas habla de diversas interrogantes dirigidas a Dios. Tocan el timbre en ese momento. Uno de mis compañeros se coloca de pie y va a abrir la puerta. Después de unos minutos regresa sonriente. Trae en sus manos una publicación de los Testigos de Jehová que habla sobre la respuesta de interrogantes sobre Dios. Hay una enorme risa colectiva, no recuerdo los minutos específicos de su duración.
Lección II: La Costura del Cuento.
Nos habla de que los escritores no podemos dejar ver cómo armamos el cuento, sino el lector se aburre y vuelve a su mundo real.
Hay que tener mucho cuidado en “ocultar las costuras”. Coloca de ejemplo su camisa, que de verse sus costuras, sólo serían un montón de telas cosidas y no una camisa. Escritores ya reconocidos, como Gabriel García Márquez, pueden cometer el error de dejar ver las costuras. ( Enrique Mujica nos deja con la impresión de que somos sastres con mucha responsabilidad).
Lección III: Cuando el escrito se ve ´´Holliwoodense``.
A medida que se desarrollaba la reunión, varios conseguimos el coraje para recuperar la lengua, y formularle dudas sobre sus escritos. Un compañero pregunta:´´¿De qué se cuida al escribir?``. Mujica lo mira y resalta en su comentario, su consejo de evitar un aspecto ´´Holliwoodense`` en el relato, aludiendo a los “lugares comunes”.
Al final de su visita, nos dedicó y obsequió ejemplares de su libro ´´Las formas del verano`` a las féminas escritoras.
Le dedicamos y obsequiamos un ejemplar de nuestra antología como taller. Nos dice que le gustan varios textos de nuestra antología del taller. Todos nos ponemos sonrojados por dentro.
Unos minutos después, La Letra Voladora se despedía de los escritores y alumnos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario